!-- TWITTER CARDS -->

jueves, 16 de febrero de 2012

El tema Garzón y la necesidad de cambiar la Ley Electoral

A la camarera del asunto de Dominique Strauss Kan (DSK) la descalificaron, entre otras cosas, por unas escuchas telefónicas, seguramente autorizadas por un juez de EEUU; y no era un tema de terrorismo.

Está claro que USA no es España, pero condenar al juez Garzón, español, por ordenar unas escuchas telefónicas, y además apartarle de la carrera judicial por 11 años, parece demasiado incluso para España, por muy “diferente” que todavía sea.

Parece que se pone de manifiesto una “brecha social” entre sociedad y poder judicial así como   una “conspiración y una cacería” contra el juez Garzón según varios personajes entrevistados.  Todos seguimos el asunto con atención y  estupor, pero el resumen quizá sea que el tema no da mucha confianza al público.

  Por otra parte, ¿no son los miembros del Consejo General del Poder judicial (CGPJ), que se supone da directrices a los demás jueces y magistrados,  nombrados por los partidos?, y siendo los políticos  de poca confianza, en realidad la tercera causa de preocupación para los españoles, ¿no estamos en una especie de “cadena de desconfianza”: políticos, jueces etc. en la que el público es, una vez más un “convidado de piedra”?

¿No es esta otra ocasión más que muestra la conveniencia de cambiar la ley electoral para tener políticos de confianza,  para que éstos a su vez elijan representantes judiciales adecuados y esa cadena de desconfianza  se convierta en una “cadena de confianza”?

Parecería que cambiar la ley electoral podría ser un manera (¿la única?) de mejorar la confianza en un serie de campos de actuaciones, todos en cadena: judicatura, financiera, grandes empresas, etc.

¿Lo que pasa con el juez Garzón es un motivo más para cambiar la Ley electoral?


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios requieren VBº del administrador