!-- TWITTER CARDS -->

jueves, 30 de agosto de 2012

Correlación crisis sistema electoral

¿Hay una correlación entre el sistema electoral y la situación socio-económica actual de los países del Sur de Europa? En Italia, Grecia, Portugal y España las elecciones se realizan mediante listas de partido y el número de los diputados obtenidos en los Parlamentos está sujeto a las reglas de representación. En Italia y en Grecia los partidos ganadores reciben un plus de diputados que garantiza las mayorías parlamentarias.

En Francia e Inglaterra las elecciones de los parlamentarios son directas: circunscripciones pequeñas, del orden de los 100.000 habitantes y listas abiertas etc. En Alemania las elecciones son mixtas: la mitad de los parlamentarios son elegidos directamente y la otra mitad por representación.

Está reconocido que el método de elección por representatividad aleja a los políticos de la gente y produce partitocracia. En España lo sabemos. Las encuestas validan este hecho pues los políticos en su conjunto son considerados la tercera causa de preocupación de los españoles son vistos como causantes de la casta de políticos, se les atribuyen relaciones impropias con la justicia, las grandes empresas, los medios de comunicación, las cajas de ahorros, los sindicatos, las asociaciones empresariales etc... En Grecia no digamos a juzgar por las noticias que nos llegan desde allí. En Italia la situación a este respecto no es muy diferente de la española: el descrédito de la clase política es grande, han tenido que poner un gobierno de tecnócratas y en la actualidad hay una gran movida para cambiar la ley electoral.

La situación socioeconómica de Francia, Alemania e Inglaterra, en cambio, es digna de admiración y en gran parte es debido a la limpieza de sus dirigentes políticos y a la confianza que generan gracias a la presión a la que se ven sometidos por el sistema electoral estando acostumbrados a dimisiones y desapariciones de la escena política inauditas en España.

En mi opinión el sistema electoral hay que hacérselo mirar. Pero ¿cómo hacerlo si para cambiar la ley electoral hace falta una iniciativa parlamentaria clave para la cual es la iniciativa de los partidos? Frente a los imponderables: silencio de la prensa, oposición de los partidos, siempre nos quedará Internet y las redes sociales.

Hagamos como en Italia, donde se han recogido 1.200.000 formas que han puesto en marcha una gran movida para el cambio de la ley electoral.

Desde muchos puntos de vista cambiar la ley electoral no es solo una vía para salir del agujero en el que nos han metido los políticos, sino seguramente es el único camino.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios requieren VBº del administrador