!-- TWITTER CARDS -->

martes, 14 de octubre de 2014

La clave es cambiar el sistema electoral

La clave para la regeneración democrática y la solución al problema de la corrupción pasa por la elección directa de los políticos y la eliminación de las listas electoral. ¿Por qué?

El mecanismo por el cual el sistema electoral está en el centro de toda la problemática actual, desde el punto de vista de muchos,  es sencillo y se explica de la forma siguiente:
Los partidos preparan las listas de candidatos y en ella incluyen a aquellos que les son fieles y obedientes; el pueblo elige la lista que más le gusta a pesar de que de los nombres que incluye, solo conoce los primeros, y éstos a través de los medios en medio de una campaña de propaganda dirigida por los asesores de imagen.

Tras las elecciones se asignan los escaños a los diputados electos, y cuando están en Congreso ellos son el poder legislativo y trabajan para  aprobar leyes, reglamentos, presupuestos, proyectos etc. siguiendo las consignas de los partidos bajo la “la disciplina de partido”; con ello  el trabajo de los diputados es el de empleados de los partidos.

Del congreso sale el poder ejecutivo: el Gobierno, que tiene el apoyo de su partido y el poder judicial porque también son los partidos del Congreso los que nombran a los jueces del  Consejo General del  Poder judicial. Todo lo cual establece de origen la interrelación entre los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial: lo cual es contrario al principio de la democracia que requiere la independencia de los tres poderes.

Todo lo demás viene a continuación: relaciones de los partidos con la prensa, con los grupos económicos, con las Cajas, con los bancos, con los grupos energéticos, las medidas que se establecen para salir de la crisis que presuntamente han creado ellos etc. , 

La situación en que nos encontramos es tan escandalosa que incluso no importa que sepamos o dejemos de saber de los escándalos de todo tipo que aparecen en los medios, porque no hay modo de actuar directamente contra los corruptos con los votos. Solo a través de elegir otros partidos, los cuales también tienen, o pueden tener, corruptos en sus listas. 

La espiral de desconfianza en la que nos encontramos se puede cortar cambiando el sistema electoral de manera que no hay listas, ni abiertas ni cerradas; que pueda garantizar la independencia de los poderes y que la gente elija a sus representantes en circunscripciones pequeñas y donde se nombre un solo representante que se acerque  a ellas y se muestre de manera cercana para darse a conocer. 


Si queréis manteneros informados de las novedades de "Necesitamos políticos de confianza"  podéis poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguirnos en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si piensas que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor, 
firma la petición y promuévela entre tus amigos. Gracias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios requieren VBº del administrador