!-- TWITTER CARDS -->

martes, 16 de junio de 2015

El sistema de elección proporcional tiene muchos fallos

Dimite un concejal electo en Madrid por unos “tweets” que había escrito hace años; parece que le sustituirá una concejala de 20 años de edad que se declara “bollera y camionera”. Las dos personas han sido elegidas dentro de una lista encabezada por la actual alcaldesa de Madrid. El caso se produce a los pocos días de haberse llegado al pacto de gobierno municipal y pone en cuestión el método de elegir a los representantes.

 ¿Se elige bien a los políticos cuando a los dos días hay que exigirles que dimitan? ¿Hay algún sistema mejor para elegir a los representantes políticos?
En España utilizamos el sistema proporcional de listas cerradas y bloqueadas para elegir los políticos, pero ¿es  ése un buen sistema desde el punto de vista de la ciudadanía? ¿Podría en su caso, ser mejor sistema el sistema uninominal mayoritario? ¿En qué consiste éste?

Conocemos ya el sistema proporcional de listas, en él el partido, por ejemplo para las municipales,  prepara la lista y organiza la campaña; en ella  hace que el cabeza de lista sea quien explique los programas del partido a través de los medios. Este “cabeza de lista” defiende la “marca” del partido,  es quien debate frente a los otros cabezas de lista y hace, en su caso,  que los votantes, depositen en las urnas las papeletas del partido.

La campaña tiene mucha ayuda del Marketing y se basa en la imagen que dé el cabeza de lista y en el supuesto, quizá erróneo,  de que siendo él bueno, los demás de la lista lo serán también. En el caso de una ciudad importante, como Valencia, la lista en estas elecciones ha sido de 40 personas. ¿No es mucho suponer que todos serán buenos si el primero es bueno? En Barcelona y en Madrid el caso es peor porque las listas son aún más largas.

En el sistema uninominal mayoritario, para la elección de los concejales  la ciudad estaría  dividida en distritos electoral de aproximadamente un número igual de votantes, digamos 100.000. Una ciudad de 1.000.000 de habitantes tendría 10 distritos. En la campaña los partidos presentarían su candidato a cada distrito, éste tendría que convencer a los votantes del distrito  de que le votaran; al final de la campaña el candidato elegido sería el concejal del distrito.   No hay listas. Y en la campaña el Marketing o la “marca” del partido  no tienen tanta importancia como los méritos del candidato.

Votando de esta manera  ¿podría haberse elegido a un señor que hizo chistes de los judíos o de las víctimas de ETA? ¿En qué distrito podría haber salido elegida una chica que se declara “bollera y camionera”?

El sistema de elecciones uninominal mayoritario es mucho más robusto de cara a hacer una buena elección que el sistema proporcional de listas y además presenta la posibilidad de posteriormente exigirles  responsabilidades  e incluso deponerles si tienen  comportamiento indigno. En este sistema no es importante la “confianza del partido” y los representantes políticos tienden más a la dimisión que a resistencia en el puesto y al requerimiento judicial.


Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios requieren VBº del administrador