!-- TWITTER CARDS -->

viernes, 13 de octubre de 2017

Escocia vs Cataluña: el 1er problema catalán es el régimen de partidos

Se compara el caso de Cataluña con Escocia en el tema del referéndum pero hay una diferencia importante entre ellas: el sistema electoral para elegir sus representantes. En Escocia los votantes escoceses eligen a sus representantes para el Parlamento de Londres directamente, sin listas, mientras que en Cataluña los catalanes eligen a sus representantes en listas de partidos.

En Escocia donde viven 4.4 M de personas, y son parte de UK,  los votantes eligen a sus representantes en circunscripciones uninominales (es decir un representante por cada circunscripción) que tiene un tamaño tipo barrio de unos  69.000 habitantes; y hay 59 circunscripciones lo que significa que los escoceses tienen 59 representantes en el Parlamento de Londres. Y de una forma parecida eligen sus representantes para el Parlamento “autonómico” de Edimburgo.

Y en Escocia el contacto de los votantes con sus representantes, o sea con la política, es o puede ser semanal porque éstos, los representantes, trabajan durante la semana en sus Parlamentos, sea Londres o sea Edimburgo, y durante el fin de semana en sus circunscripciones,  en la oficina que cada uno de ellos tiene en su circunscripción; y cada habitante de su circunscripción, le haya votado o no, puede ir a visitarle y plantearle sus problemas.

En Cataluña (7.5M de personas) no es así; como en el resto de España, los votantes eligen a sus representantes indirectamente, con listas, en circunscripciones provinciales en las que  viven cientos de miles  de personas. (1)

El resultado es que los escoceses están representados por personas elegidas en proximidad, mientras que en Cataluña (y en España) al elegir las listas dan el visto bueno a unas personas que han elegido previamente los partidos y a la que el votantes casi no conocen, ni con la que seguramente han tenido contacto presencial ninguno. Es la diferencia entre una democracia de personas y una democracia de partidos: en Escocia la gente puede exigir responsabilidades a sus representantes elegidos, por lo cual en mucha medida manda sobre los políticos y en España no: son los partidos que hicieron las listas los que mandan sobre los políticos.

Por lo mismo, en Escocia la gente tiene representantes que les protegen de la acción de sus gobiernos, mientras que en España la gente no tiene representantes frente a la acción de nuestro gobiernos. Y eso es un problema grave porque si el gobierno y sus medios repiten “España va bien”  o “hemos superado la crisis” la gente puede terminar creyéndolo aunque no sea verdad; o si el gobierno y sus medios repite” España nos roba y para evitarlo nos conviene ser una república independiente” la gente puede también terminar por creérselo.

Quizá lo primero que necesitamos es cambiar el sistema de partidos para que no sean ellos los que nos manden y ser más como Escocia y UK, y seguramente terminaremos prefiriendo permanecer todos juntos.

(1)
Provincia
Habitantes (miles)
Representantes
Barcelona
5.500
31
Tarragona
792
6
Lerida
434
4
Gerona
753
6
Total
7.479
47

Si piensas que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor, firma la petición y promuévela entre tus amigos. Gracias

Si queréis manteneros informados de las novedades de "Necesitamos políticos de confianza"  podéis poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguirnos en Twitter. O promociona  la petición: https://www.change.org/p/diputados-de-distrito-fuera-listas-y-fuera-partidocracia. Lo que mejor os venga. 


jueves, 28 de septiembre de 2017

El problema es el régimen de partidos:ruptura democrática ya.

El problema de España es el régimen de partidos, no Cataluña; y el problema de Cataluña es el régimen de partidos, no España.

En el régimen de partidos, los partidos luchan unos contra otros y todo vale para conseguir sus fines; y lo vemos en Cataluña: unos, los de ámbito nacional usan las leyes y el camino de lo judicial como armas arrojadizas,  y otros los de ámbito regional usan a la gente y los sentimientos nacionalistas.

El arsenal legal, es decir: Constitución, tribunal constitucional, poder judicial, ley mordaza etc.,   lo ha venido preparando el régimen durante 40 años utilizando sus mayorías absolutas y el consenso, y ello por medio  de sus representantes elegidos en las listas electorales en el Parlamento. 

Por su parte los partidos nacionalistas, también parte del régimen, han venido preparando a la gente  con  leyes autonómicas consensuadas o pasadas por mayorías (educación, policía autonómica, inmersión lingüística, prensa afín, corrupciones varias, interpretaciones interesadas de la historia, diadas  etc.), por sus representantes también elegidos por listas, siendo éstas más largas incluso que las de la elección en el parlamento nacional.

 Y es bien conocido que la base para el régimen de partidos es el consenso; y que  cuando ha habido consenso, la corrupción ha florecido y todos los partidos han tenido su parte de la tarta; y que ahora cuando no hay consenso el dialogo es imposible, viene la guerra de los partidos  y España se rompe.

Y todo ello con el pueblo como convidado de piedra de lo que sucede entre los partidos, y sin poder intervenir más allá del estupor que  produce una situación en la calle cada vez más encendida. 

Y la solución al problema catalán y español no es la sedición de Cataluña, ni mucho menos la declaración de  independencia de Cataluña en una república independiente, de partidos naturalmente (otro régimen de partidos); ni por supuesto meter en la cárcel a casi la mitad de la población de Cataluña por sediciosos o rebeldes.

La solución pasa por quitar la causa profunda del problema: el régimen de partidos, y sustituirlo por un régimen democrático de libertad colectiva (1); este régimen permitirá  a los gobernados de toda España incluida Cataluña, elegir a sus gobernantes directamente, sin listas, en circunscripciones uninominales para los diputados de distrito y en circunscripción  única para el presidente de Gobierno, a doble vuelta, en elecciones diferentes para asegurar la independencia de los poderes ejecutivo y legislativo y que a su vez asegure la independencia del poder judicial.

No se trata de quitar o prohibir los partidos, se trata de quitar el régimen de partidos que les hace los dueños de la política, y sobre todo de cambiar el sistema electoral proporcional y de listas que convierte a los diputados en representantes de los partidos en lugar de representantes de los votantes.

Quitar el régimen de partidos del 78 e implantar en su lugar un régimen de libertad colectiva aporta muchas ventajas que la gente de bien tendría que saber, para en su caso demandar el cambio. Aquí se comentan algunas de ellas.

Leyes del pueblo vs leyes del régimen del 78

En el régimen de partidos las leyes las hacen y las administren los representantes de los partidos. La situación que presenta la cuestión catalana es un ejemplo de ello donde el régimen ha permitido que los partidos nacionales hayan preparado en el Congreso de España su arsenal legal, y a los partidos nacionalistas que hayan preparado su arsenal de regulaciones en el Parlamento catalán, para exacerbar el sentimiento nacionalista y su huida hacia adelante con un referéndum imposible.

En cambio en el régimen de libertad colectiva las leyes la hacen y las administran los representantes de los votantes lo que imposibilita la redacción de leyes ad hoc de cualquiera de las  partes. 

El Congreso de España y el Parlamento catalán serían en este nuevo régimen de libertad  el campo de juego que facilitaría el dialogo que en el régimen de partidos resulta como vemos imposible. 

Los distritos electorales tendrían la posibilidad de forzar a sus representantes a que dialogaran con los representantes de otros distritos, formaran grupos de trabajo etc. y ello en cualquier terreno incluyendo los terrenos vedados por las mayorías absolutas actuales.

En el régimen de libertad colectiva los partidos no tendrían la posibilidad de implicar a la ciudadanía para dirimir sus diferencias, y mucho menos en las calles, al contrario de lo que pasa ahora.

Proximidad vs distanciamiento.

En el régimen de partidos hay distancia entre los políticos y los votantes, que solo se acorta en los periodos  de campaña electoral, cada cuatro años. Los votantes no conocen de cerca a los candidatos, excepto a los primeros de las listas, y a éstos solo a través de los medios de comunicación y las campañas de Marketing.

En el régimen de libertad colectiva, en cambio, hay cercanía entre los candidatos y sus votantes porque son éstos, los candidatos, los que tienen que acercarse a las circunscripciones y exponer sus propuestas a los vecinos para conseguir su confianza y, en su caso el nombramiento de Diputado de distrito (DdD).

En el régimen de partidos, durante la legislatura los ya diputados son representantes de sus partidos y no aparecen por la circunscripción: están siempre en Madrid o en las sedes de sus partidos.

En cambio en el régimen de libertad colectiva los DdD trabajan entresemana en el Parlamento y los fines de semana en su oficina de la circunscripción atendiendo las necesidades de los vecinos.

Disciplina de partido vs mandato imperativo del votante sobre el DdD.

En el régimen de partidos hay disciplina de partido y el diputado sigue las consignas de voto que le indican las cavernas de su partido, mientras que en el régimen de libertad colectiva no hay disciplina de partido: son los votantes de la circunscripción los que le indican al DdD semanalmente y en persona sus necesidades, para que en el Parlamento vote en consecuencia y les represente adecuadamente.

Encuestas vs contacto presencial

En el régimen de partidos se necesitan las encuestas para que los partidos conozcan muchas de las necesidades de sus votantes,  mientras que en el régimen de libertad colectiva los DdD conocen las necesidades de sus votantes por contacto semanal directo con ellos.

Campañas de MKT vs campañas minimalistas

En el régimen de partidos el MKT tiene una importancia extrema y se basa en que “una mentira repetida 1000 veces se transforma en una verdad” y de ahí la importancia de las campañas de marketing y la financiación de los partidos para pagarlas. 

En el régimen de libertad colectiva en cambio, las campañas electorales no existen como tales porque el contacto de los candidatos con los votantes se lleva a cabo por ejemplo en los locales de las asociaciones vecinales, o en los mismos despachos de los disputados de distrito; aquí  no hacen falta mítines de masas en las plazas de toros, o en los estadios,  ni  carteles en las calles, ni banderas, ni anuncios en prensa ni meriendas del partido para sus afiliados. 

Nada de eso es necesario en el régimen de libertad colectiva para elegir a los diputados de distrito.

Poder revocatorio del distrito frente a la confianza del partido

En el régimen de partidos el diputado solo necesita la “confianza del partido” para mantenerse en su puesto y los votantes no pueden hacer nada para revocarle el mandato, solo el partido puede. En cambio en el régimen de  libertad colectiva solo el distrito le elige y si no cumple lo que se dijo en campaña tiene poder de revocarle el mandato y elegir a otro.

En resumen

Todo son ventajas para la gente en el sistema de libertad colectiva comparado con el régimen de partidos instaurado en el 78.

El régimen de 78 actual no es un régimen democrático sino que es un régimen de oligarquía de partidos, continuación del régimen anterior (recordemos el famoso: “todo que atado y bien atado”), con alguna diferencia.

 Una que antes había un solo partido estatal: la Falange, y ahora hay varios partidos estatales: PP, PSOE, CIUDADANO, PODEMOS, PNV, CyU (ahora PdCat), ERC, etc. 

Otra: que el régimen ha otorgado una carta de libertades personales (expresión, reunión etc.) que no había durante la dictadura.  Lo cual no es suficiente porque lo mismo que se otorgan libertades, el régimen las puede quitar como ha sido el caso de la Ley Mordaza; y que no es lo mismo un régimen de libertad colectiva donde la libertad reside en el pueblo, que un régimen de libertades otorgadas, y el Régimen del 78 es un régimen de libertades no un régimen de libertad colectiva.

Dicen los protagonistas de la  Transición del 78 que no fue posible la ruptura democrática con el antiguo régimen en ese momento por causa de un supuesto “ruido de sables” o peligro de intervención militar; y que la apertura democrática no pudo ser mayor. Puede que ese fuera el caso aunque A. G. Trevijano protagonista de excepción de sucesos de esa época lo desmienta; pero ahora ese ruido de sables no existe. 


La cuestión catalana que vemos estos días presentará a partir del 2 de Octubre una oportunidad para realizar la ruptura democrática que no pudo llevarse a cabo en el 78. Quizá no tanto estamos ante un problema como ante una oportunidad. 

Aprovechémosla por el bien de todos.

(1) Concepto tomado de D. Antonio Gª Trevijano.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Documentación sobre la Transición

Para los estudiosos de la historia. No sé quien ha escrito el articulo que adjunto pero muchos de los datos que se mencionan en él me resultan familiares por haberlos vivido en mi tiempo de vida.
Es para leerlo varias veces.

Un saludo


LA GRAN ESTAFA DE LA DEMOCRACIA: LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA, FELIPE GONZÁLE


https://larevolucionpacifica.com/2016/03/08/la-gran-estafa-de-la-democracia-la-transicion-espanola-felipe-gonzalez-la-otan-y-la-cee/Z, LA OTAN Y LA CEE

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Carta a un promotor de petición de Change.org

Valencia a 14 de Septiembre de 2017

Estimado Sr@:

Siento lo que le sucedió  y le acompaño en el sentimiento. Poner en marcha una petición de firmas de Change.org es un paso en buena dirección para resolver su problema. Yo por mi parte firmé su petición tiempo atrás en cuanto la recibí y desde entonces recibo sus actualizaciones periódicas; veo que ya ha recibido muchas firmas y le felicito por ello.

Veo también la frustración que le produce que ni el destinatario de su petición  ni otras instituciones  le atiendan en su reclamación como el caso requiere, y quiero informarle de que hay una figura política en otros países que si la tuviéramos en España, sería de gran ayuda en su caso y en otros: es el diputado de distrito, o DdD de forma abreviada.

El VDO de Jordi Evole que le adjunto: https://youtu.be/6rnpouOHcX4   explica muy sencillamente y en muy poco tiempo cual es la misión de los DdD, y yo estoy seguro de que si el DdD de su distrito existiera y se presentara al Destinatario en el nombre de Vd. y con las firmas ya recogidas de su petición, tendría un efecto muy importante para la satisfacción de su reclamación.

Hay más información sobre el tema en mi blog: http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/    y en mi propia petición de Change.org:  https://www.change.org/p/diputados-de-distrito-fuera-listas-y-fuera-partidocracia

Si como yo cree que efectivamente tener diputados de distrito en España sería bueno para su caso, firme mi petición como yo he firmado la suya, y compártala con sus amigos y firmantes, que puede que ellos también les parezca bueno tenerlos.

No será fácil nuestra lucha porque para que haya diputados de distrito hay que cambiar muchas cosas incluyendo el llevar adelante un proceso constituyente, y los partidos se resistirán, por eso cuantos más seamos a exigirlos mejor.

Le deseo mucha suerte en su lucha y ojalá que lo que le digo le sirva.

Atentamente


Alejandro Mendoza

miércoles, 6 de septiembre de 2017

El problema de Cataluña es el régimen de partidos, no España.

El problema de España es el régimen de partidos, no Cataluña, y el problema de Cataluña es el régimen de partidos, no España.

El régimen de partidos hace que los votantes voten listas de partido con gente desconocida y a quienes no pueden exigir responsabilidades; y en Cataluña las listas electorales son especialmente largas: más de 80 nombres en la provincia de Barcelona para las autonómicas.

Así los elegidos para el Congreso son representantes de los partidos que les metieron en las listas y les deben obediencia en forma de disciplina de partido o de mandato imperativo; y así votan para hacer y deshacer leyes y reglamentos para beneficio del partido; este sistema político es corrupto y corrompedor de muchos que de buena fe entran en la política pensando que van a realizar un servicio a la sociedad pero terminan sirviendo al partido.  

Y los votantes son convidados de piedra de todo lo que pasa en el plano político y están a merced de las maniobras de los partidos y sus representantes en los órganos de poder del Estado.

Los partidos y el régimen del 78 han conducido a España y a Cataluña a la situación actual, y la solución no es la secesión de Cataluña con formación de una República de partidos Independiente de España; la solución ha de venir por la terminación del régimen de partidos en España lo que terminará con el régimen de partidos en toda España incluida Cataluña como parte de España: la solución es la DEMOCRACIA con mayúsculas para toda España.

En la DEMOCRACIA FORMAL los gobernados eligen a sus gobernantes de manera directa, sin listas de partidos, uno a uno, en circunscripciones uninominales con un número igual de habitantes, una por diputado,  y a doble vuelta.  Y eligen a sus representantes los diputados de distrito (DdD) y al Presidente del Gobierno en elecciones diferentes asegurándose así la independencia de los poderes legislativo y ejecutivo.

Y los diputados de distrito, sean estos autonómicos, nacionales  o simples concejales de ayuntamiento, trabajan los días de entresemana en sus respectivos parlamentos o Ayuntamientos, y los fines de semana en sus despachos en la circunscripción atendiendo directamente a sus conciudadanos sean o no sus votantes.

Así todos los votos valen igual y los ciudadanos, incluidos los catalanes, se encuentran bien representados porque pueden tener un contacto semanal con su representante y sobre quien tienen capacidad revocatoria si no les representa adecuadamente.

Y una república de partidos independiente de España en Cataluña no resolverá la problemática actual de los catalanes, sino que lo agravará porque los mismos partidos que hoy lideran Cataluña hacia la sedición, mañana continuaran en el poder con su propio régimen de partidos y sus listas de más de 80 nombres, no solo para las elecciones hoy autonómicas sino para todas las elecciones.  

Si crees que la solución del problema actual de España y de Cataluña pasa por terminar pacíficamente con el régimen de partidos ayúdame a difundir la idea apoyando la petición: https://www.change.org/p/diputados-de-distrito-fuera-listas-y-fuera-partidocracia?recruiter=28213202&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=share_petition
Lée la petición y en su caso compártela con tus amigos o promociónala, lo que mejor veas. Cuantos más estemos en esta linea mejor.

Sepas que aunque la petición solo mencione los Diputados de Distrito (DdD) su existencia implica la desaparición del sistema de partidos; elegí el nombre pensando que el concepto DdD y su utilidad para la gente es más cercano y fácil de comprender que los conceptos de cambio de régimen y proceso constituyente, aunque éstos dos más amplios sean necesarios para la existencia los DdD.

jueves, 24 de agosto de 2017

Frente al terrorismo también necesitamos DdD’s.


Frente al terrorismo los partidos  dicen que se necesita unidad y coordinación, pero ¿realmente la hay? 

Hay voces disonantes que hacen pensar lo contrario, así ¿realmente hay lo que se necesita para vencer al terrorismo o nos dicen lo que quieren que sepamos? ¿Cómo podemos saber lo que realmente hay si  no tenemos representantes directos y de confianza (DdD en el congreso) que vigilen a quienes toman las decisiones (Gobiernos)?

Cada tema de lo público que aparece, también el terrorismo, muestra una razón más para tener DdD (diputados de distrito).

 Si piensas que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que se cambie el sistema electoral, por favor, firma la petición y promuévela entre tus amigos. Gracias


Si queréis manteneros informados de las novedades de "Necesitamos políticos de confianza"  podéis poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguirnos en Twitter. O promociona  la petición: https://www.change.org/p/diputados-de-distrito-fuera-listas-y-fuera-partidocracia. Lo que mejor os venga. 

Gracias otra vez.

domingo, 6 de agosto de 2017

El Medio Ambiente (M.A.) mejor atendido con los Diputados de Distrito


He escuchado una vez más un interesante audio en Radio 5 por Ana Grimau hablando del M.A. El programa se llama “Planeta Vivo” y  esta vez lleva por título “Abejas y nicoticoides”, trata del grave problema de mortandad que sufren las abejas por la acción de pesticidas basados en la nicotina. El audio, como siempre termina con las frases: “haz gestos… para preservar el Planeta Vivo”.

Y digo: ¿qué gestos pueden hacer los particulares para defender a las abejas y de paso solucionar el gravísimo problema de falta de polinización de las cosechas que su mortandad implica? Y ello considerando que el particular corriente  ni fabrica los insecticidas ni tiene trato ninguno con las abejas.

Como dice el audio, el problema se ha de enfocar mejorando la legislación que regula la formulación y el desarrollo de los pesticidas, y yo digo que el gesto que los particulares deben hacer es el de exigir a sus políticos que hagan los necesarios cambios legales (investigación, presupuestos, recursos etc.) y ello a todos los niveles: local, nacional y europeo.

En el estado de partidos que tenemos en España los votantes se ven impedidos de hacer que los partidos cumplan sus demandas, por eso creo que la demanda de la existencia de los Diputados de Distrito tendría que estar incluida en el gesto de defender a las abejas y al planeta vivo en general.
Como en tantos otros problemas de los que he comentado todo iría mejor con políticos de confianza: los DdD y la verdadera democracia, que con los partidos y la partidocracia.

Si estás de acuerdo con esto comparte ese post pon un me gusta y compártelo con tus amigos.

Si queréis manteneros informados de las novedades de "Necesitamos políticos de confianza"  podéis poner "Me gusta" en este blog, en la página de Facebook o seguirnos en Twitter. O promociona  la petición: https://www.change.org/p/diputados-de-distrito-fuera-listas-y-fuera-partidocracia. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si piensas que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor, 
firma la petición y promuévela entre tus amigos. Gracias.

domingo, 23 de julio de 2017

Sí sirve firmar peticiones, pero mucho más con diputados de distrito.

Yo apoyo muchas peticiones,  de Oxman Intermon, de Change y de otros gestores, unas son para acabar con los paraísos fiscales, otras para que un banco conceda una hipoteca a alguien que sufrió y superó cáncer etc. Cada semana hay peticiones nuevas.. Unas son para Bancos o grandes empresas otras para el gobierno y los políticos en general. De algunas se sabe que han tenido éxito, de otras no se sabe.

En general las peticiones que requieren la actuación  del Gobierno o la implicación de los políticos solo tiene éxito si los intereses de los políticos coinciden con los de los firmantes, lo que suele suceder pocas veces.

Dicho lo cual quisiera compartir una reflexión acerca de cómo aumentar la eficacia de las firmas recogidas en orden a que se satisfaga la petición por el Gobierno y en general por los políticos.
La clave está en qué pueden hacer los peticionarios en el caso de que los políticos o el Gobierno no atiendan la petición. ¿Qué fuerza tiene una recogida de firmas vista la experiencia de otras recogidas de firmas incluso en la forma de iniciativa popular? ¿Ninguna? Me temo que ninguna pues solo dependerá de la buena voluntad del destinatario sea éste el Gobierno o los partidos, la cual en muchos casos brilla por su ausencia.

El caso sería diferente si en lugar de que quienes se sientan en el parlamento representan a los partidos, representaran verdaderamente a los ciudadanos. En este caso los firmantes de una petición podrían también reclamar a sus diputados de distrito que se cumpliera la petición, o deponerlos si no les atendieran.

¿Pueden hacerlo ahora en el sistema de partidos actual? ¿Proporciona el sistema político actual verdaderos representantes de los ciudadanos en Parlamento? No;  es al revés, los ciudadanos no mandan sobre los diputados, son los partidos los que les mandan porque les pusieron en las listas electorales y a quienes deben el puesto.    

Por eso la reflexión que quiero compartir es que para que las peticiones de firmas tengan valor, hay que trabajar simultáneamente para tener diputados de distrito, en un sistema de separación de poderes; y que mientras tanto, todas las peticiones de firmas deberían contener una reflexión que ayude a comprender la importancia de exigir cambiar el sistema político. Si no, son y serán papel mojado en muchos casos.

Los diputados de distrito DdD son el punto de apoyo que necesitan los ciudadanos para con la palanca de sus votos  hacer que el Gobierno gobierne con justicia, combata la desigualdad o los paraísos fiscales.  Y mientras las circunscripciones sean las provincias y nos hagan votar con listas que preparan los partidos, serán los partidos los que manden y el sistema será corrupto y corrompedor en favor de quienes controlan los partidos, y no de quienes les votan cada cuatro años.

Insto a los gestores de las recogidas de firmas a que las  peticiones contengan una reflexión sobre la importancia de tener DdD para conseguirla y que la comuniquen a sus potenciales firmantes. También les insto a que en su caso organicen ellos mismos nuevas peticiones para recoger firmas para conseguir tener DdD en el Congreso, aun sabiendo que naturalmente los partidos no lo consentirán, pero hacerlo de todos modos porque ello aumentará la presión social para tenerlos. Mucha gente se lo agradecerán particularmente  todos aquellos necesitados de las peticiones, que verán cómo éstas obtienen resultados con mucha mayor eficacia.

Si queréis manteneros informados de las novedades de "Necesitamos políticos de confianza"  podéis poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguirnos en Twitter. O promociona  la petición: https://www.change.org/p/diputados-de-distrito-fuera-listas-y-fuera-partidocracia. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si piensas que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor, 
firma la petición y promuévela entre tus amigos. Gracias.


Atentamente

sábado, 15 de abril de 2017

A los DdD por la abstención activa

Los Diputados de distrito o DdD son los verdaderos representantes de la gente, y tenerlos implica la abolición pacifica del régimen partidocrático del 78; para ello se necesita la actuación de un número muy importante de buenas personas de la sociedad civil.

Cada vez, más buena gente conoce qué significa tener DdD, y muchos están dispuestos a trabajar para conseguirlos, aunque no saben qué hacer.

Pues bien, nos enseña D. Antonio García Trevijano que el camino para el cambio de régimen y los DdD es la ABSTENCIÓN ACTIVA, es decir deslegitimar a la partidocracia por medio de la abstención; ello significa NO VOTAR a NINGÚN PARTIDO sea nuevo o viejo, mientras se vote con listas. Se espera que al llegar la abstención a un 60% el régimen caiga como una fruta madura, puesto que con ese nivel de rechazo de los votantes, para implantar cualquier decisión del ejecutivo se necesitará tanta fuerza pública que el régimen se volverá casi totalitario, lo que producirá un nivel de rechazo al régimen insoportable, por parte de la comunidad internacional.

Y la abstención ha de ser activa y no ha de ser una postura cómoda; y ello implica ir al colegio electoral, identificarse y hacer constar en conversación educada con el presidente y miembros de la mesa los motivos de la abstención.

Si estás de acuerdo con estas reflexiones acerca de los diputados de distrito, ayuda a extender la idea de alguna de estas maneras: compártela con tus amigos, o síguela en las redes sociales, o pon me gusta en el post, o promociona esta petición o pon me gusta en el post, o promociona la petición etc., lo que más te convenga porque cada piedra hace pared en nuestro proyecto de regeneración democrática. ¡Ah¡ y por favor contesta la encuesta del blog.

Gracias.






miércoles, 29 de marzo de 2017

domingo, 12 de febrero de 2017

Mejor con Diputados de Distrito (DdD)

En la verdadera democracia la institución más próxima a los ciudadanos quizá sea la del diputado de distrito; en España no los tenemos, pero conviene reflexionar sobre qué son, quien o quienes pueden ser diputados de distrito,  o en qué consiste su trabajo para que, en su caso, los ciudadanos puedan exigir que los diputados de distrito sean parte de nuestra organización de la cosa pública, como lo son en Francia, Reino Unido, USA, Alemania etc.

Los diputados de distrito son los representantes de los ciudadanos de ese distrito, o barrio o circunscripción, en el Congreso de los Diputados; y hay uno por cada asiento en el Congreso. Así, si en el Congreso hay 350 diputados, cada escaño estará ocupado por el diputado de un distrito electoral. Y habrá 350 distritos electorales. 

Y cada uno de los diputados de distrito  habrá sido elegido en su distrito electoral por mayoría de votos de los que viven en él, en una o dos vueltas. Y entre todos los diputados de distrito representaran a todos los casi 35 M de votantes de España, y los votos de cada ciudadano, sean de ciudad sean de pueblos, valdrán igual (1 ciudadano 1 voto) y todos ellos tendrán una representación equivalente en el Congreso.

El trabajo de un diputado de distrito es la de representante de la gente del distrito en el Congreso. El trabajo de un diputado de distrito, como el de cualquier representante de cualquier empresa, es el de defender los intereses de sus representados en todos los asuntos que sean o puedan ser de su interés, sean económicos, sociales, culturales, legales, judiciales; o legislativos, de control del gobierno; o de defensa contra los abusos de los bancos, o contra la Administración,  etc.

La vida de un diputado de distrito discurre entre Madrid en los días de diario, y su circunscripción los fines de semana; tiene pues despacho en el Congreso y en su circunscripción, y en los dos recibe a los votantes de su barrio, le hayan votado en la elección o no.

Los delegados de distrito son elegidos por sus vecinos y éstos le conocen por su nombre y él les conoce a ellos porque todos viven en el mismo barrio; y en las campañas electorales el diputado de distrito presenta su programa político en las asociaciones de vecinos del barrio; y compra en los mercados del barrio, y va al cine en el barrio y asiste a las reuniones de su comunidad de vecinos etc. Y siendo el diputado de distrito conocido sus vecinos éstos pueden identificarle y  tomarle como responsables de sus acciones en el Congreso y reelegirle si lo hace bien o recusarle si lo hace mal.

Por el contrario, en el momento actual no tenemos diputados de distrito,  y es que al ser las circunscripciones las provincias, la elección se realiza por listas electorales[i] que presentan los partidos, y los votantes no conocen a los candidatos; solo el partido les conoce o mejor, solo les conoce quien hace las listas, por lo cual el votante no elige personas sino elige partidos, sin conocer quiénes son los candidatos[ii]. Votar listas es votar un cheque en blanco al partido y a quien hace las listas.

Pero ¿representan los partidos los intereses de la circunscripción, o por el contrario representan los intereses de las cuatro personas que gestionan el partido estatal? Y si el partido no cumple lo que prometió en campaña, o representa mal  a los intereses de los ciudadanos, ¿pueden los ciudadanos de la circunscripción recusar al partido al que votaron? Y  elegir otro partido en las próximas elecciones ¿resolverá el problema o se encontrará el votante con el mismo problema pero con otro partido?

 Los diputados de distrito siempre resultaran mejor a los votantes que los partidos y todos estaríamos mejor si pudiéramos contar con ellos como se puede comprobar en este otro post del blog.

Si estás de acuerdo en reflexionar con nosotros acerca de los diputados de distrito únete a nosotros y ayuda a extender la idea de alguna de estas maneras: comparte la idea con tus amigos, o sígueme en las redes sociales, o pon me gusta en el post, o promociona la petición etc., lo que más te convenga porque cada piedra hace pared en nuestro proyecto de regeneración democrática. ¡Ah¡ y por favor contesta la encuesta del blog.

Gracias.




[i] 1 nombre por cada 100.000 habitantes.
[ii] En realidad solo se conoce al primero de la lista y aún a éste a través de los medios de comunicación y las campañas publicitarias.

miércoles, 8 de febrero de 2017

¿Para qué los DdD? Mira unos casos prácticos

Continuamente salen en los medios casos de necesidad en los que los ciudadanos estarán mejor representados por los DdD que queremos, que por los partidos.

Si tuvieran DdD los afectados podrían dirigirse a ellos porque les conocerían, y pedirles ayuda cada uno al diputado de su distrito.

Todos los diputados que tuvieran afectados en sus respectivos distritos podrían actuar conjuntamente en el congreso y formar grupos parlamentarios en su caso, y forzar una respuesta más rápida y favorable del Gobierno, o desde la Institución que les afectara.

 La lista de temas que afectan a la ciudadanía es enorme y aquí hay algunos:

  • Afectados por el accidente del metro de Valencia,
  • Afectados por el accidente de tren de Santiago,
  • Afectados por el accidente del avión de Spanair,
  • Afectados por las hipotecas,
  • Afectados por la pobreza energética,
  • Parados de larga duración
  • Muchas o todas las peticiones que se hacen en Change.org
  • Falta de contacto directo con políticos que conozcan los problemas de la gente real. 

Y un largo etcétera que se pueden concretar con las reflexiones de vosotros participantes en el blog.

Haznos saber tu caso y lo incluiremos en la lista para darlo a conocer a otros.

Si estás de acuerdo únete a nosotros y comparte la idea con tus amigos, o pon me gusta en el post, o envíame un e-mail si quieres, o añade un comentario, o promociona la petición etc., lo que mas te convenga porque cada piedra hace pared en nuestro proyecto de regeneración democrática.

¡Ah¡ y por favor contesta la encuesta del blog. Gracias.


domingo, 5 de febrero de 2017

Las listas electorales base de la partidocracia

Las luchas internas en el PSOE, el PP, PODEMOS, Ciudadanos etc. ¿por qué suceden?, ¿por qué los miembros de las cúpulas de los partidos pelean entre sí a menudo olvidando a sus bases?

Es la lucha por el poder. Quieren unos y otros “barones” figurar en las posiciones organizativas de toma de decisiones; unos para poner en marcha actuaciones idealistas del partido, otros para aprovecharse del cargo en beneficio propio o de sus amigos.

 El instrumento por el cual los directivos de un partido pueden llevar a cabo esas actuaciones es la lista electoral: ser uno de los nombres de la lista electoral, o mejor aún, participar en la confección de la misma.

Y ello es posible por la Constitución y por una ley de las leyes que la desarrollan: la Ley orgánica Electoral; una, la Constitución, declara en su artículo 6 que los partidos políticos son “instrumento fundamental para la participación política…otra, la ley orgánica Electoral 5/1985 art 169.2 dice: “Cada candidatura se presentará mediante listas de candidatos” pudiendo presentar candidaturas (Art 44) “los partidos y federaciones[i] inscritos…, las coaliciones[ii] constituidas según lo dispuesto … las agrupaciones de electores que reúnan los requisitos … “. Además en su art 163 dice que “la atribución de los escaños en función del escrutinio se realiza conforme a las siguientes reglas: …. “, y describe lo que se conoce por método d’Hont.   

La Constitución y la Ley electoral ponen a los partidos en el centro del poder gracias a las listas electorales.

Cuando un político de un partido estatal PP, PSOE, C’s, PODEMOS etc.  ocupa alguno de los primeros puestos de la lista electoral, y debido a la extraordinaria influencia del marketing de las campañas electorales, con mucha probabilidad logrará acta de diputado[iii].

Para un político estar en el Parlamento es poder participar en el circulo vicioso del poder, en los lobbys de la redacción de las leyes, los de los presupuestos de la nación, la elección de los miembros del poder judicial, los del consejo de dirección de TVE, etc.,  para, en su caso, poner en marcha los ideales del partido o, presuntamente para  aprovecharse de la posición que se ocupa y devolver favores a quienes le ayudaron a estar en la lista.

Sabemos vía medios de comunicación independientes que algunos políticos profesionales pueden hacer cualquier cosa por estar ellos mismos en las listas, o para poner en ellas a gente de su confianza,  por lo que algunos pensamos que las listas son el origen profundo de la corrupción.

Y estar en las listas ¿a cambio de qué?, ¿qué obligaciones adquiere quien alcanza el acta de diputado? La condición es desde luego la de obedecer las consignas de quien o quienes le pusieron en la lista.

Gracias a las listas electorales los diputados son representantes del partido, o más específicamente representan al líder de ese partido, y están obligados por la disciplina de partido a seguir sus consignas, lo cual se puede ver claramente en TV en la cadena Parlamento cuando retransmiten votaciones en el congreso, donde un diputado de los bancos bajos indica con los dedos de una mano a los diputados de los bancos de arriba,  la opción que deben votar la cual ha sido decidida en los despachos de las oficinas del partido [iv].

Las listas electorales son la base del poder de los partidos y el fundamento de la Partidocracia.

Por las listas no estamos en democracia, ya que los diputados en Democracia representan a la gente, no a los partidos, y para llegar a una verdadera democracia las listas deben desaparecer del sistema electoral; y las circunscripciones deben ser de solo unas 100.000 personas y tener cada una de ellas un representante en el Congreso: su diputado de distrito

Y ello empoderaría a la gente para decidir quién está en política, no los partidos,  y para revocar a los representantes que no defendieran adecuadamente los intereses del distrito electoral.Y ello quitaría a los partidos del centro del poder y pondría en su lugar a la gente, que es a quién pertenece el poder. 

Los partidos están a gusto con las listas y ninguno de ellos, nuevo o viejo menciona eliminarlas  e ir a diputados de distrito, pero algunos votantes de a pie estamos empeñados en ese cambio y en cambiar además todo aquello que impide que en el Parlamento se sienten los verdaderos representantes de la gente. 

Y para ello practicamos la abstención activa  que deslegitima el régimen, hasta que se eliminen las listas; así como recogemos firmas en una petición de Change.org para demandar activamente los diputados de distrito y quitar la partidocracia.

Si estás de acuerdo únete a nosotros y comparte la idea con tus amigos, o pon me gusta en el post, o envíame un e-mail si quieres, o añade un comentario, o promociona la petición etc., lo que mas te convenga porque cada piedra hace pared en nuestro proyecto de regeneración democrática. 

¡Ah¡ y por favor contesta la encuesta del blog. Gracias.




[i] Federaciones de partidos
[ii] Coaliciones de partidos
[iii] Si es el numero uno de la lista más votada, será Presidente del Gobierno
[iv] Las llamadas “cavernas” del partido fuera de la luz y taquígrafos del Parlamento.

sábado, 28 de enero de 2017

Diputados de distrito (DdD): los partidos no los dejarán; o sí si se les presiona lo suficiente

Asistimos una vez más al espectáculo de los partidos en busca de sus líderes, y aparecen en la prensa especulaciones sobre movimientos internos, convocatorias de congresos, apoyos más o menos velados de la prensa por unos u otros candidatos etc. ¿Y todo eso para qué?

 La razón es simple: con los galones de líder viene la capacidad de hacer las listas electorales. Quien aparece en los primeros lugares de la lista de un partido estatal ocupará un lugar en el Congreso, o en el Senado y tendrá prerrogativas: sueldo, influencia, aparición en los medios, posibilidad de empleo en las grandes empresas cercanas al poder etc.

Y con el escaño vendrá el agradecimiento a quien le puso en la lista en  forma de obediencia a sus directrices en las tareas del  Congreso o en el senado: redactar leyes, controlar al Gobierno, presentar iniciativas parlamentarias etc.

¿Cómo pueden contrariar los diputados elegidos en listas de partidos a las directivas de los líderes que les pusieron en ellas? NO PUEDEN, porque están sujetos por una “disciplina de partido” y se arriesgan a ser expulsados del grupo parlamentario, perder privilegios y a una lapidación mediática por parte de la prensa afín al partido al que “pertenecen”. El sistema de listas de partido hace que parlamentarios no solo representen a los partidos sino que literalmente les pertenezcan.

Las listas de partido (abiertas o cerradas)  permiten a los partidos tener “atado y bien atado” con una suerte de circulo vicioso del poder,  la prevalencia de sus intereses sobre todo lo que pasa en el Parlamento, y esto como sabemos por experiencia  no solo no coincide con los intereses de los ciudadanos, sino que en muchas ocasiones les  perjudican, en beneficio de grandes compañías, bancos o los partidos mismos.

Los partidos son el poder en España y ninguno de ellos permitirá que se eliminen las listas electorales, porque todos ellos saben que son la fuente de su poder. Ninguno de ellos permitirá nunca que los ciudadanos elijan a sus propios diputados de distrito en circunscripciones de unos 100.000 habitantes y sin listas. ¿O se verán obligados por la presión popular pacífica de la gente?

Presionarles ¿cómo?. La forma de presión por excelencia es la abstención activa, en las elecciones, lo que deslegitima el sistema, que ya está en marcha desde hace ya tiempo y es efectivamente el grupo de votantes que ha ganado las elecciones de 2015 (30,33%) y 2016 (33,52%); pero necesitamos ser todavía más y eso requiere hacer pedagogía y explicar el concepto DdD para que la gente sepa qué son y qué hacen. En este blog hay una entrada a youtube que lo explica de forma muy sencilla. 

Se puede presionar de varias maneras: practicando la abstención activa, como se ha dicho, pero también  participando en la difusión del concepto DdD, interesándose en conocer el concepto, buscando material informativo en youtube y otras redes y compartirlo con los amigos, buscando y  firmando peticiones de Change que se refieran al tema etc. Toda piedra hace pared y las nuevas tecnologías permiten llevarlas a cabo simultáneamente.

Si estás de acuerdo ya sabes, firma y comparte la petición. Y si puedes promociónala, lo que mejor te convenga.… Cuanto más seamos mejor.

domingo, 22 de enero de 2017

¿Por qué diputados de distritos uninominales?

En España las elecciones se llevan a cabo mediante listas electorales, y las hay de 36 nombres como las de Madrid, o de 16 como las de Valencia o de 1 como la de Ceuta. Y ello presenta desigualdad en la calidad de la representatividad que ofrecen los diputados a sus votantes, pues mientras el votante de Ceuta sabe quién le representa, el de Valencia no sabe quién de los 16 lo hace, y mucho menos el de Madrid con los 36 de su lista.


Así el votante de Ceuta sabe a quién dirigirse si tiene un problema, pero el de Madrid no; ¿A quien de los 36 se dirige si por ejemplo viajaba en el AVIA de Santiago? O el de Valencia ¿a quién de los 16 se dirige si tiene un familiar víctima del accidentes del metro de Valencia? ¿Se dirigirá a los partidos que pusieron en sus listas a esos diputados? ¿Y le servirá de algo?

Todos los ciudadanos deberían estar representados en el Congreso como los de Ceuta: por un diputado al que conocen por nombre y apellido, a quien se pueden dirigir para conseguir su ayuda y a quien pueden reprobar si no cumple.

Para que todos los españoles tuviéramos el mismo nivel de representatividad, las circunscripciones electorales deberían ser como la de Ceuta, es decir de unos 100.000 habitantes; y de cada una de ellas salir un diputado. Y habría 350, es decir, una circunscripción o distrito electoral por diputado en el congreso. Son los diputados de distritos electorales uninominales.

Los ciudadanos estaríamos mejor representados por diputados de distritos uninominales que por diputados provinciales elegidos en listas de partidos. Pensemos por un momento qué habría pasado en el Congreso con un asunto como la ley de desahucios,  teniendo cada diputado cientos de afectados por las hipotecas en sus distritos, ¿habrían hecho la chapuza de ley hipotecaria que hicieron, o habría sido ésta más favorable a los afectados? ¿No les habrían echado a la calle sus votantes por no defenderles?

Los votantes siempre estaremos mejor con diputados de distritos uninominales en el Congreso pues es allí donde se hacen las leyes, y donde se controla al Gobierno, y  donde en definitiva se asegura la independencia de los poderes del Estado. Y es que en democracia la ley está para cumplirse, y las leyes tienen un ciclo legal y  son el origen de lo que algunos llaman el circulo vicioso del poder; y si nuestros representantes no participan en su elaboración, nosotros quedamos como convidados de piedra de las leyes que hacen los representantes de los partidos.

La primera clave de la democracia es que en el Congreso se sienten los representantes de la gente; y que sea ésta, la gente, quien tenga la capacidad de revocarles en su caso. Y no que los diputados sean representantes de los partidos que les pusieron en sus listas, y sobre los cuales  ejercen su disciplina de voto. 
  
Y se puede tener diputados de distritos uninominales si las buenas personas de la mayoría silenciosa, presionamos de manera pacífica suave y firme. ¿Cómo? ¿Participando en el sistema para reformarlo desde dentro? No, eso no es posible. Hay que deslegitimarlo con nuestra  abstención activa, y aprovechar todas las ocasiones que nos da Internet y  las nuevas tecnología para mostrar nuestra demanda de diputados de distritos uninominales.

Si estás de acuerdo con tener diputados de distrito uninominales ya sabes: apoya con tu firma la petición de firmas que te adjunto, reflexiona sobre el tema, escribe comentarios sobre ello,   comparte el tema con tus amigos, promuévelo entre ellos etc. lo que más te convenga. Si no lo estas expón educadamente tu opinión, seguro que llegamos a una idea mejor para dejar atrás la democracia de los partidos.


Un saludo en todo caso y gracias.             

jueves, 5 de enero de 2017

Abstención activa y reivindicación de diputados de distrito

¿Por qué abstención activa y reivindicación de diputados de distrito? Porque aunque la ley está para cumplirse  la hacen los partidos de la partidocracia para beneficio de pocos y perjuicio de muchos (“presuntamente”).

El sistema electoral del régimen de partidos les permite controlar todo el ciclo de la ley: la generación de la ley por medio de sus representantes en el Congreso, la gestión de la ley a través del nombramiento de los miembros de Consejo General del Poder Judicial[1]  y desde luego la  imposición de la ley por las fuerzas de orden público bajo las ordenes directas del Gobierno cuyo presidente es el del partido con más representantes en el Congreso. Es un verdadero circulo vicioso del poder. 

Así las cosas los votantes quedan fuera del ciclo de la ley y con el único papel de cumplirla por injusta que ésta sea; y así dócilmente los votantes son desahuciados, pagan intereses abusivos de las clausulas suelo, sufren una justicia injusta por su lentitud, sufren la ley mordaza, tienen trabajos miserables permitidos por las leyes laborales y más.

El resultado del control por los partidos del ciclo legal está a la vista: corrupción, desigualdad y paro sin precedentes, trabajo en precario, puertas giratorias para los políticos entre el congreso y grandes empresas, prescripción de delitos de corrupción etc.,  lo que ha hecho crecer y crecer el  nivel de indignación de la gente  hasta un nivel casi insoportable y tal que requiere una solución sea vía reforma pacífica del régimen desde dentro, sea por cambio pacífico de régimen. 

 Sin embargo cada vez más gente piensa que la reforma del sistema desde dentro es imposible, porque ¿cómo van a regenerarlo los partidos viejos que han provocado la situación actual? Y en cuanto a los nuevos partidos, ¿cómo van a regenerarlo con planteamientos que los mayores ya hemos visto hace 40 años?

 ¿Es que Podemos y Ciudadanos ahora, son mejores que el PSOE, el PCE  y el  PP/AP de entonces? Sospechamos que no y que más pronto que tarde los nuevos partidos también serán absorbidos por el ansia de poder y la corrupción, como lo fueron en su momento los partidos de la transición.

 ¿Permitirán los nuevos partidos que en el Congreso se sienten representantes de los votantes en lugar de sus representantes cuando como los viejos toquen el poder? No, tampoco lo harán: seguirán haciéndonos votar con sus listas, ahora nuevas, de partido.

La solución pues ha de venir por un cambio pacífico del régimen de partidos actual hasta uno completamente democrático, y tal que los votantes puedan elegir a sus verdaderos representantes sin listas, en elección directa,  en distritos electorales de unas 100.000 personas en una o dos vueltas como se hace en  el Reino Unido, en Francia y en USA. Un régimen que proporcione a sus votantes diputados de distrito.

Con los diputados de distrito en el Congreso, cada votante afectado por un problema[2] podrá dirigirse al suyo y reclamarle apoyo; el diputado entonces gestionará lo necesario en el Congreso  y formará si es el caso, grupo con los diputados de otros afectados por el mismo problema y la demanda tomará fuerza.  Y si no le atiende podrá en su caso exigirle responsabilidades y revocarle o dejar de votarle en la próxima elección.

¿Cómo conseguir tener diputados de distrito? Habrá que presionar, suave pero firme porque los partidos no lo permitirán excusándose en que ello requeriría cambios constitucionales e incluso un periodo constituyente para escribir una nueva constitución.

 ¿O sí lo permitirán? Eso dependerá de cuánto les presione la opinión pública. ¿Cómo presionar? Varias formas de presionar: La abstención es una forma pacífica de presión. Recoger firmas es una forma pacífica de presionar. ¿Cuál es la mejor? ¿La abstención? ¿Las firmas? ¿Una combinación de las dos?

Dicen expertos como D. Antonio G. Trevijano y su MCRC[3]  que un 60% de abstención deslegitimará el régimen de partidos y le hará caer pacíficamente, por lo que recomiendan a sus socios y seguidores la abstención activa.

Confiemos en que tenga razón y sigamos su consejo,  ya que entre seguir votando aunque sea con la nariz tapada o abstenerse, parece mejor abstenerse para mostrar disconformidad con el régimen y forzar su caída pacifica.

Por otra parte y considerando que abstenerse de forma activa sugiere desde luego no votar en las elecciones, pero también hacer algo entre ellas,  algunos recogemos firmas en Internet para exigir la figura de los diputados de distrito[4] en el Congreso.

Si estás de acuerdo ya sabes, firma y comparte la petición. Y si puedes promociónala, lo que mejor te convenga.… Cuanto más seamos mejor.




[1] Nombramientos a dedo, ascensos por nepotismo, aforamientos, destinos de jueces obedientes o díscolos etc.
[2] desahuciados, pagar intereses abusivos de las clausulas suelo, sufrir una justicia injusta por su lentitud, la ley mordaza, tener trabajos miserables permitidos por las leyes laborales, afectados por accidentes del metro o del Alvia,  y más.